viernes, 14 de octubre de 2016

EL ESTRECHO DE LA AGUALEJA (ALEDO) I

Hace unos días, mi Viky y yo nos hicimos una excursión por un lugar al que ya le tenía ganas desde hacía algún tiempo. Había oído hablar del "Estrecho de la Agualeja", paraje que se encuentra en Aledo, y me había propuesto hacerle una visita antes de que se nos metiera bien el otoño, y con ello, esperemos que así sea, las lluvias, pues si corre agua por el estrecho, no resulta tan sencillo atravesarlo de parte a parte así que me dije, si alguna vez tiene que estar el susodicho desfiladero más seco que el Sahara, tiene que ser ahora, después de tan largo y árido verano en que no ha caído una gota. Y además, me parecía a mí imperdonable que estando la villa de Aledo tan cerca de la mía, no le hiciera una visita como esta se merecía. Me bajé de wikiloc este recorrido, para aprovechar el viaje caminando un poco por el pueblo y sus inmediaciones, y lo cierto es que me resultó el paseo, bastante más que interesante.
Aunque en el track que me sirvió de guía, las personas inician la ruta desde Nonihay, nosotros nos encaminamos directamente hacia Aledo y desde esta apacible villa, comenzamos la andadura del círculo.
LA TORRE DEL HOMENAJE
Desde la web de su ayuntamiento, extraemos las reseñas que describen algunos de los lugares más emblemáticos y que nosotros visitamos.  
Al emprender nuestra visita al pueblo de Aledo, ya podemos avistar el tesoro de esta localidad; la “Torre del homenaje”. Esta fortificación construida en la Edad Media es una de las torres defensivas mas grandes y famosas de la región de Murcia. La Torre del Homenaje, conocida tambien por "La Calahorra", data del siglo XI. Su planta, de forma cuadrada, está dividida en tres niveles. En la planta baja, donde se encuentra la oficina de turismo, se situaba el aljibe donde almacenaban el agua para consumo. En la primera planta, se encuentran diversos paneles e infografía de las construcciones que dieron origen a la villa. De la segunda planta, cabe destacar la impresión en los muros de distintos dibujos, que debieron hacer en su estancia los primeros pobladores de la torre. Ya en la terraza, existen varios paneles informativos, situados cada uno a los cuatro puntos cardinales, donde se explican el paisaje que nos encontramos así como singularidades del municipio de Aledo. Desde la terraza se pueden contemplar una vistas maravillosas de todo el casco urbano, asi como de todo el Valle del Guadalentín, e incluso los dias claros es posible ver el Mar Mediterráneo.
IGLESIA SANTA MARIA LA REAL
 En el corto periodo musulmán que asedió Aledo, la actual iglesia de Santa María La Real, fue inicialmente una mezquita con una sola nave y un campanario. Se convirtió en iglesia cristiana después de la cesión de Aledo a la orden de Santiago. La construcción de la iglesia se inicio en el 1761, la escasez de recursos hizo que la obra no se culminara hasta el 1804. La finalización de la iglesia fue gracias a las aportaciones del rey de Etruria D. Carlos Luis de Borbón.Ya que su construcción se culminó en el siglo XIX, tiene un carácter barroco del inicio de su obra sin llegar a ser cargantes y un gran influjo neoclásico. En el interior hay elementos barrocos como las cornisas mezclados con otros neoclasicismos. La imagen estrella de la iglesia, ya que lleva su nombre, es SANTA MARIA LA REAL. Esta virgen es una de las tallas más antiguas de la región, es del siglo XVI, y tiene una gran influencia gótica. Las imágenes de la Virgen de la Aurora, obra del escultor murciano Francisco Salzillo, se remonta al año 1775.
 LA PUERTA DE LAS TRADICIONES
La Puerta de las Tradiciones, es uno de los momumentos más recientes de la villa de Aledo. Este monumento, obra de Antonio Labaña Serrano, se inauguró en el año 2008. Este monumento es una puerta, la cual encierra las tradiciones más importantes que durante siglos han perdurado en esta población. La puerta en sí es de bronce, enmarcada en piedra travertino y custodiada por dos columnas de la misma piedra. La puerta se divide en cuatro partes principalmente, recogiendo tradiciones y cultura como el Auto de Reyes, el auto sacramental de La Agonía de viernes santo, los jirillos del día de San Marcos, el canto del "motete", la cuadrilla, las imagenes de San Agustín y Santa María la Real, el Corpus Cristhi, la uva....y todas las señas de identidad de Aledo.
Después de abandonar el casco histórico, seguimos nuestro recorrido a través del track mientras vamos fotografiando la Torre del Homenaje desde la distancia.
La existencia de multitud de explotaciones agrarias de uva blanca predomina durante todo el recorrido. En puntos elevados, el horizonte nos deslumbra pues parece un enorme invernadero.
Viky aprovechaba cualquier sombrajo para descansar
Algunas casicas del campo de Aledo están ubicadas en emplazamiento tan privilegiado que sus moradores disfrutan de unas vistas estupendas
Está todo muy seco pero he aquí la razón del porqué de las muchas explotaciones agrícolas que existen en la comarca y que forzosamente han de "chupar" mucha agua. El preciado elemento  debe correr en el subsuelo aledano con relativa abundancia pues me tropecé a lo largo del recorrido con muchos pantanos.
Lo que comentaba antes, un mar de plástico domina el horizonte
No es habitual tropezarse con una chumbera hermosa y sana como esta que no haya aniquilado ya la cochinilla. Seguro que la cuidan y fumigan.
FINAL PRIMERA PARTE 

No hay comentarios:

Publicar un comentario