martes, 30 de diciembre de 2014

PICO SIERRA DE LA PILA, DESDE LA GARAPACHA

El 1 de noviembre de este año al que ya le quedan unas pocas horas, mi Viky y yo hicimos una rutica muy maja a través de la sorprendente sierra de la Pila. Me la había recomendado un compañero del curro, y después de estudiar las varias posibilidades que se nos ofrecían en wikiloc, decidimos primero coronar el punto más alto de esta sierra, y dejar la periferia para mejor ocasión.

Fue dejar la población de Fortuna y tomar rumbo hacia la aldea Garapacha, cuando el relieve poco a pocos se iba transformando en el típico paisaje rocoso y accidentado de montaña. La Viky y yo nos mirábamos agradáblemente sorprendidos, adquiriendo la paulatina sensación de que desde el corazón de la región de Murcia, subíamos una escalera en dirección al cielo.

La Garapacha tiene precisamente ese aspecto, la típica aldea de montaña, coqueta y aislada, muy rural, que seguramente obtiene sus mayores ingresos procedentes del turismo. Aquella mañana, los bancos de niebla, aún cubrían gran parte de las inmediaciones, así que, decidí aprovechar la coyuntura para proporcionarles cierto toque brumoso a mis fotos. 
El coche se puede dejar alrededor de esta ermita de la Virgen del Carmen, después de haberla visitado y leído los carteles que nos indican e informan las rutas de senderismo que se pueden hacer.
Comienzas el recorrido y mansiones de reciente construcción se entremezclan con viviendas antiguas de aspecto un tanto ruinoso cuyos moradores ofrecen la sensación de estar, maravillosamente anclados en el tiempo, a salvo del mundanal ruido.
La ruta solo tiene un inconveniente...que cuando dejas la última casa y el último perro furibundo que te ladra al paso por el corral donde mora, comienzas a subir y a subir, sin apenas tiempo para calentar, que cuando te das cuenta, tienes que detenerte para recuperar un poquito el resuello. En principio, no me parece que sea esta una ruta para principiantes o personas en baja forma física.
Se suben rampas muy empinadas durante un tiempo que no parece tener fin. Pero las panorámicas que se nos irán ofreciendo a la vista, compensará con creces nuestro esfuerzo.
Cuando dejamos la pista, cogemos una senda a nuestra derecha, hacia una cantera abandonada. Al llegar a esta, existen pequeños tramos en que hay que trepar, y los que padecen vértigo, mejor que no miren atrás.
A la Viky le gusta más que a mí echarse a la pupila estos paisajes.
Se queda como extasiada descubriendo lo que para ella debe ser su particular forma de reconocerse ante dios; ahora que lo pienso, a mí sucede, tres cuartos de lo mismo.
Nos encontramos ya a considerable altura, muy cerquita de coronar.
El paisaje, pese a las antenas desde donde observamos, sigue siendo espectacular...
Una vez hemos coronado el Pico de la Pila a 1265 metros, nos trasladamos por una pista hacia la otra cota, Los Cenajos, sita en los 1225 metros, en la que existe una garita y una vivienda que no parecen muy utilizadas.
Las vistas desde el balcón o mirador de Los Cenajos son para deleitarse mientras te zampas tu bocadillo de atún con queso y una birrita que en este lugar sienta como una verdadera delicattessen.
Durante la bajada por la pista asfaltada, nos cruzamos con bastantes ciclistas que pueden subir hasta la cima de la Pila.
Unos suben con buena cadencia de pedaleo y sin apenas esfuerzo.
Otros suben muy morados y echándo literalmente el hígado.
¿Necesitas agua?...le digo
¡No, lo que necesito son unas piernassssssss!!!!
¿Te valen las mías...?
¡Si tuvieran veinte años menos...!
¡Cabrón...así revientes!
¿Cómo?
¡Venga campeón, ya lo tienes...!
¡Ah, había entendido otra cosa...uffffgrrrraaggggggggggg!
En un lugar muy coqueto e ideal para almorzar, en los pozos de la nieve, me encuentro con dos parejas de la provincia de Alicante, simpáticos y encantadores ellos, con los que entablo amena conversación. Realizo en su agradable compañía lo que nos queda de camino de vuelta hasta la Garapacha.

Una ruta preciosa, la recomiendo, pero en el inicio hay que apretarse los machos porque hasta coronar la Pila, es to parriba sin concederte apenas tregua. Antes de despedirme de mis ocasionales amigos, les pido una fotografía de recuerdo pero me llevo el pequeño tropezón de que a uno de ellos, le pasa lo que a mí, no le gusta salir en las fotos, así que me siento un poco como el cazador cazado...no tengo más remedio que ponerme frente a la cámara al lado de mis amigos y aguantar el traspié con no poco estoicismo. Nos echa dos...una que sale movida y esta en la que nos corta un poquito los pies...desde aquí les mando un saludo.


¡HASTA LA PRÓXIMA AMIG@S!

domingo, 28 de diciembre de 2014

REFLEXIONES FINALES SOBRE LA FALCO 2014 II

Tenía pendiente finiquitar el asunto Falcotrail que fui abordando en sucesivas entregas en este blog porque han quedado flecos que me resisto a dejar que se desvanezcan en el tiempo. Uno debe ser honesto consigo mismo y preciso es dejar constancia de unos sucesos desagradables que tuvieron lugar antes de que se celebrara la falco, causando que un año más, el recorrido hubiera de modificarse in extremis, pocas horas antes de celebrarse la carrera, ocasionando que parte de mi labor se fuera al garete. 

Por ello, el track que colgamos en wikiloc quedó desvirtuado, y el recorrido final, un tanto descafeinado. Echar la carrera por ese enredoso tramo final del río, no fue acertado. Pero el organizador no tenía más alternativa que esta, si habiendo eliminado un tramo, buscaba que le salieran los cuarenta y dos kilómetros reglamentarios. Aún así, le faltaron 600 metros para lograrlo.

En amarillo, los tramos que al final se tuvieron que descartar.
En fin, entremos en materia aunque advierto que las opiniones, juicios, comentarios, pareceres y demás interpretaciones que se hacen de los hechos ocurridos, son independientes y exclusivamente míos y por tanto, susceptibles de estar equivocados porque nadie está en posesión de la razón y la verdad absolutas. 
Como dice la cita, las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta.

La IV edición de la Falco ha funcionado muy bien y creo que no desbarro si digo que los participantes han quedado contentos y arregostados para repetir.
Pero fue un milagro, pura chiripa que la carrera se pudiera celebrar. El insigne y reputado enólogo, pregonero de las fiestas patronales de Cehegín 2011, profesor del departamento de economía aplicada de la universidad de Murcia, señor Francisco Carreño Sandoval, dueño de la finca Hoya d. Gil, que también comprende una fracción importante del Campanario, por donde transcurriría la prueba, intentó torpedearla, hasta el último instante, pues el hacendado estaba decidido a impedir que los deportistas profanaran sus tierras y utilizaba todas sus influencias (había solicitado una batida para el mismo día de la prueba) artes cinegéticos y otras tretas para lograrlo. Nada que objetar, estaba en su derecho, aunque lo deja en un lugar poco coherente con los valores filantrópicos que presuntamente vende.
La organización había intentado llegar a un acuerdo con él, persuadirlo de que el evento representaba un bien para el pueblo, un beneficio evidente para el turismo local, eso que él tanto preconiza, pero no hubo forma de convencerle, de que diera su brazo a torcer. Se enrocó, dispuesto a demostrar “quien la tenía más grande”. El enfrentamiento entre ambas partes estaba servido.

A falta de cinco días para celebrarse el evento, se tiene que modificar el recorrido al paso por el campanario, evitando irrumpir en las propiedades del señor Carreño. Parecía que se había encontrado la solución definitiva pero nada más lejos de la realidad.

El jueves antes de la carrera tiene lugar una nueva contingencia que ponen a prueba, una vez más, los nervios y capacidad de aguante de Miguel Ángel. Espectáculos públicos no autoriza y medio ambiente no puedo dar su visto bueno porque le dicen, se ha vuelto a meter quince metros en la finca del profesor. Vencido y hundido, no puede más. Abatido, consternado, desalentado, desfallecido, se rompe, se desmorona y dejándose caer sobre una silla, le superan las circunstancias y llora de impotencia. En ese momento pensaba que tenía que suspender la carrera con el fracaso y desbarajuste que ello significaba.

La concejala, responsable de medio ambiente, al parecer un ángel, se apiada de él e intenta mientras tanto hallar una solución al nuevo problema. La prueba sigue adelante pero tiene que cambiar de nuevo el trazado al paso por el campanario. Respira aliviado y cuando aún no se ha recuperado del último soponcio, un nuevo varapalo viene a torpedear la línea de flotación de su resistencia.

El ayuntamiento exige a la organización de la falco, 1000 euros en concepto de compensación de gastos extraordinarios. Los confidentes hacen su trabajo e informan del asunto a la oposición. La denuncia que el PSOE hace del affaire se produciría al poco de haberse celebrado la prueba...La Panorámica

El alcalde reconoce el desacierto consumado, y se compromete a devolver en el futuro, no se sabe cuando, la cantidad cobrada.

El conde, esto es, el creador y principal organizador de la falco, es un prodigio de la naturaleza. Un fenómeno dotado de una fuerza y empuje sobrenaturales. Su tesón y perseverancia son dignos de encomio. No conozco a una persona más incansable, incombustible que él. Pero su mayor virtud consiste en rodearse de personas eficientes que a la postre, terminan siempre por salvarle el pellejo, en gran medida debido a su tendencia al desorden, falta de método e improvisación. 

Precisamente, gracias a las personas que él mismo menciona en su facebook, logran neutralizar las iniciativas que emprende el enólogo. Pero a pesar de ello, no tiene más remedio que cambiar por tercera vez el recorrido a la altura del Campanario, y ya nos lo podemos imaginar, el sábado, horas antes de celebrarse la carrera, frenético y estresado, buscando a contrarreloj un recorrido alternativo que al mismo tiempo debe ir balizando, porque la hora de salida se le echa encima. De hecho, ocupado en estas labores le anochece y de ahí, tiene que dirigirse a línea de meta, para preparar todo el tinglado del globo, la vallas de publicidad, muchos otros detalles...en fin, se le hacen las tantas; ¡que por nadie pase la tensión y angustia agotadoras que debieron embargarle!

El responsable de eventos del ayuntamiento ni está si se le espera.
Todo falta, ninguno de los recursos, material, herramientas que debe aportar el ayuntamiento están disponibles in situ para utilizarlos al ser requeridos. La disposición municipal para con la prueba es un completo desastre, brilla por su ausencia. Todo se tiene que pedir a golpe de teléfono porque el encargado municipal se halla en paradero desconocido y nada parece estar dispuesto.
Lo de que la casa Europa se encuentra en obras de mejora y acondicionamiento es un cuento chino. Los palos en la rueda para con la falco, por parte de algunos responsables municipales son más que evidentes. En el fondo de todos estos despropósitos subyace una razón bastante infame. El máximo promotor, organizador de la falco es persona considerada non grata para algunos de ellos. 
El conde tiene cierta propensión a la charlatanería, lo que le hace incurrir con demasiada frecuencia en la indiscreción.
Es un bocazas irredento. La diplomacia no es su fuerte.
De ahí que despierte no poca animadversión entre algunos de los ediles que le tienen jurado boicoteo perpetuo hacia toda iniciativa que surja de su siempre inquieta y febril imaginación. Pasadas cuitas y rencillas entre personas poco dadas a la humildad y el diálogo tolerante, lastran el normal entendimiento que debiera existir para organizar un evento del calibre y cooperación que la Falco precisa.
Desavenencias personales y egos insaciables se anteponen a lo que debería ser una generosa contribución para bien de los intereses del pueblo.
Y solo se me ocurren dos soluciones con vistas al futuro de la Falco. O la siempre sana alternancia, fecunda el suelo de la democracia y toma el relevo de los que ahora, tras varias legislaturas, corren el riesgo de apoltronarse o el conde, una vez ha creado y promovido la Falco, que eso nadie se lo podrá quitar, da un paso atrás, se queda entre bastidores, y para bien de su salud y equilibrio emocional, deja que otros más maleables y perspicaces, cojan las riendas de una organización que está condenada a entenderse con el gobierno municipal de turno.

La Falco 2014 triunfó, pese a las contrariedades surgidas, gracias al sentido de responsabilidad, entrega, denuedo, trabajo desinteresado de sus colaboradores y por supuesto al sinvivir del conde. Pero teniendo en cuenta, falcos venideras, no me parecen estos, recursos que sean suficientes.
La carrera ha adquirido tal magnitud y repercusión mediáticas, que está en juego el prestigio del pueblo. Y este no puede quedar al albur de cuatro amigos bienintencionados pero con medios muy limitados.

El gobierno municipal ha de implicarse y poner al servicio de la Falco toda su maquinaria porque es el turismo y el comercio local el que sale beneficiado. Como decía Antonio Machado, en política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela. Es una simple cuestión de coherencia y sentido práctico de las cosas. De paso, estoy seguro que de este modo, algunos propietarios se mostrarán más afables y dispuestos a que la falco pase por sus tierras. 

Si el ayuntamiento no colabora con mayor vigor y decisión en el futuro, o se vuelve a la falco humilde sin pretensiones de las primeras ediciones, o sus días de supervivencia están contados.

¡FELIZ AÑO AMIG@S!

sábado, 27 de diciembre de 2014

REFLEXIONES FINALES SOBRE LA FALCO 2014 I

Ya ha pasado todo, que diría aquel. Parecía a veces que no iba a llegar el día, y sin embargo, ya han transcurrido 14 lunas desde aquel domingo del puente de la Constitución, en que tuviera lugar la FALCO 2014.
El tiempo se pasa muy rápido. O quizás no sea esta una expresión muy acertada si pensamos en el tiempo como algo inmutable.
Porque somos nosotros quienes "pasamos" a través del tiempo.
Quienes nos transformamos y padecemos sus secuelas.
¿Pero existe verdaderamente el concepto de "inmutabilidad"?
También eso se puede poner en duda.

De hecho, se me ha pasado por la cabeza aplicarle a este exordio una pincelada científico erudita, cuyo único propósito, debo confesar, era el de fantasmear un poco acerca de conocimientos que solo puedo atribuirme gracias a míster Google, todo hay que decirlo y al tropezarme con términos como "segunda ley de la termodinámica", "entropía", "dilatación del tiempo", "experimento del muón", "rango de partículas inestables", "agujero negro", "big bang" etc, etc, me han entrado unos mareos, sudores fríos, como un principio de síncope, que he tenido que dejar de leer, centrarme en mi cometido, tomarme un café y dejar mis alardes ergotistas para mejor ocasión.

La trail running de Cehegín ha sido todo un éxito. Sin paliativos.
Ha colmado sobradamente las expectativas que se depositaron en ella. Y como pretender agradar a todo el mundo resulta una utopía, la sensación que les debe quedar a los que organizaron la falco de este año, ha de ser positiva y muy satisfactoria. Por supuesto que siempre quedan flecos, detalles, elementos que hay que mejorar o directamente cambiar, pero en líneas generales, las opiniones que he podido leer por internet, son de tendencia favorable. Supongo que el mecanismo siempre es el mismo, aprender de los errores.
A ver si es verdad que para el año que viene, de una vez por todas, y con la debida humildad, se le presta al recorrido la importancia que verdaderamente tiene, ya que este año, por una palmaria falta de previsión, el respetable, a punto estuvo de quedarse sin carrera.
Ya...ya abordaremos más adelante los detalles de esta inquietante afirmación.


¡Qué nivelaco, dios mío...!
No hay duda de que a Cehegín vino la flor y nata del trail running nacional e internacional.
Cuando veo los tiempos empleados de los trece primeros, que fueron capaces de bajar de las cinco horas, o de los 83 primeros que bajaron de las seis, y más conociendo la dureza del recorrido, es que me resultan admirables, portentosas, increíbles, la preparación y aptitudes físicas, también mentales que estos campeones atesoran.
A saber el sacrificio, los duros días de entrenamiento, los esfuerzos ciclópeos que estos gigantes de la montaña tienen que ir acumulando, previos a una competición, para conseguir esos estratosféricos tiempos.

Y me han sorprendido sobremanera nuestros representantes murcianos y más concretamente cehegineros, bulleros y algún caravaqueño que reconocí también. 

Los valientes del Noroeste.
¡Qué tiempazos!

De algunos es que ni repajolera idea tenía yo de que practicaran deporte. Debo confesar que este tipo de prodigios, ejercen sobre mí un perturbador efecto desmoralizador. Ahí los tienes, no han hecho deporte en su vida, o casi nunca, bebiendo cerveza como prusianos, fumando como carreteros, tocándose los perindolos la mayor parte del tiempo, y un día se levantan contentos, con la sensación de haber dormido bien y se dicen, oye, este año voy a ver si corro la falcotrail esa que me han dicho que hay buen ambiente y cerveza fresca en los avituallamientos, y se compran unas mallas del decatlhon y entrenando durante dos meses y un día, por la vía verde y alrededores, llega el momento de la prueba y...toma castaña, emplean poco más de cinco horas y media en completar el recorrido. Este tipo de elementos, tan bien tratados por la siempre caprichosa y arbitraria madre naturaleza, consiguen hundirme en la miseria. Me hacen sentir un completo minusválido. 

Este año no pude hacer mi propio reportaje fotográfico que aportara ese toque personal que siempre procuro infundirle a mis crónicas, pero en verdad que no ha sido necesario. Ha habido tal exuberancia de imágenes por doquier, que gracias a ello, he podido llevarme una noción bastante diáfana de lo que fue la carrera y de los participantes que interactuaron en ella.

Los últimos despistados, y que coincida que se asoman de vez en cuando por esta humilde bitácora, me agradecerán sin duda que les facilite estos enlaces...


RESULTADOS CLASIFICACIÓN FALCO 2014 

Me parece una muy buena decisión que CONCHIP no recoja en los tiempos, a los que se apuntan para hacerla andando, y luego la mayor parte del tiempo, corren que se las pelan.
Lo de RETO CONSEGUIDO...ya es mérito suficiente para los senderistas que logran completar el recorrido. El mismo valor tiene el que la hace en ocho horas que el que emplea doce horas menos un minuto. La cuestión es cruzar la meta y decirse a uno mismo...olé mis cojones, o mis ovarios, según sea el caso.  
El o la que quiera vacilar entre sus amigos de tiemplo empleado, que se apunte a correr.
Lo de preferir ser cabeza de ratón más que cola de león ya no se lleva. En una prueba como la falcotrail, con solo cruzar la meta, ya te puedes considerar un tigre de Bengala.
Que se lo digan a esos ciento y pico muchos a los que se les ha quedado atravesada la espina, de no haber podido acabarla.  
 
Que no es el caso de este corredor murciano, que siempre hace buenos tiempos en todas las pruebas de montaña en las que participa. Resulta aconsejable darse una vuelta por el blog de este murciano, del Llano de Molina, que llegó el duodécimo a la meta. Y no solo por la estupenda narración que de su particular experiencia hace de la carrera sino también por la gran profusión de imágenes que nos aporta de ella.

CORRIENDO DESDE EL LLANO DE MOLINA LA IV FALCOTRAIL 2014

Y ahora hemos de agradecer a Footer Trotter (un rincón del facebook donde disfrutar de auténticas fotacas)
la gran contribución en forma de imágenes que hace a la falco y a tod@s aquell@s que participaron en ella.
Será difícil que alguien no tenga al menos su pequeña cuota de gloria, al paso por nuestras tierras...

IV FALCOTRAIL SALIDA Y PEÑA RUBIA

IV FALCOTRAIL AVITUALLAMIENTO KM 12

IV FALCOTRAIL AVITUALLAMIENTO KM 26

IV FALCOTRAIL AS DE COPAS KM 36

IV FALCOTRAIL ANTES Y DESPUÉS




Son tantas las excelentes fotos que uno se pierde entre tanto rostro que te resulta familiar, conocido y amigo...aquí dejo una muestra, colocadas al azar, para disfrutar viendo a estos valientes en acción.














FIN PRIMERA PARTE