miércoles, 1 de junio de 2022

PASEANDO POR MÁLAGA y FINAL IV

Al día siguiente de haber realizado la ruta, y antes de enfilar para Murcia, mi amigo me hizo una rápida tournée, por algunos de los lugares más emblemáticos de la capital. Tiene una vivienda, estratégicamente bien situada, donde pernoctamos, a doscientos metros de este inmenso parque que llaman del Oeste y a quinientos metros de la playa. Nos dimos un garbeo antes de dirigirnos hacia Málaga centro, la turística.
En este parque de Málaga, ubicado en pleno centro de la ciudad, te puedes dar un bonito paseo, bajo la refrescante sombra de unos altísimos árboles tropicales; entre jardines de estilo barroco y renacentista, bancos de azulejos, bonitas fuentes y esculturas de personajes famosos.
El ayuntamiento de Málaga
El Teatro Romano, situado en la parte baja de la colina de la Alcazaba, es el principal monumento que se conserva de la época romana. Este teatro, construido en el siglo I por orden del emperador Augusto, ha permanecido oculto durante siglos hasta que en 1951, gracias a la construcción de un edificio, asomaron los primeros vestigios, convirtiéndose con el tiempo, tras las excavaciones y estudio de los especialistas arqueólogos, en otro de los puntos de obligada visita de la hiper turística Málaga.
Esta es la Alcazaba de Málaga, una fortificación de la época musulmana construida en el siglo XI, a los pies del monte Gibralfaro. Con una función militar, esta ciudadela se convirtió en una de las construcciones que mejor resistieron los asedios durante la Reconquista gracias a sus grandes murallas almenadas, altas torres, dobles puertas y arqueras. No disponíamos de tiempo para hacerle una visita guiada y pormenorizada, pero lo dejo pendiente para una próxima visita a esta hermosa ciudad.
Luque me introdujo por callejuelas y rincones al margen del circuito turístico.
Y le asomamos a la basílica por uno de sus laterales
La Catedral o Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación es una de las maravillas arquitectónicas renacentistas de Andalucía y otro de los lugares de obligada visita en Málaga.
Situada justo enfrente de la barroca plaza del Obispo, su construcción se prolongó de 1525 a 1782 y por problemas de financiación quedaron varios elementos sin terminar como el tejado, la sacristía mayor y sobre todo, la segunda torre en el lado derecho, de ahí que se la conozca popularmente como "La Manquita".
Esta es la calle del Marqués de Larios, una de las vías comerciales más elegantes de España y la calle más famosa de Málaga. Financiada por la poderosa familia malagueña Larios e inaugurada en 1891, esta amplia calle flanqueada por imponentes edificios simétricos y esquinas en curva, se llena cada día de turistas y locales, amantes de las compras o para tomar algo en alguno de sus innumerables bares. 
Este edificio tan llamativo, que imita el cubo de Ruwik, en cristales de colores, es el museo Pompidou, orientado a exposiciones de arte contemporáneo.
Y con esta vertiginosa visita turística a la ciudad de Málaga, muy bien aprovechada, asistido por un cicerone de excepción, me despido, dando por finiquitada mi inolvidable aventura malagueña.
¡HASTA LA PRÓXIMA AMIGOS!