miércoles, 25 de mayo de 2016

LA CAPELLANÍA VI 1 FINAL

Desde que comenzamos esta serie de entradas, que como orígen tuvo la sierra de la Zarza y sus alrededores, hemos recorrido también su aledaño promontorio en el Cerro Gordo, el pueblo de pasado esplendor que fue La Junquera, y me parecía a mí que se quedaba un poco incompleta esta colección de paisajes de lo más interesantes, variados y bonitos sin incluir las casas de La Capellanía, la ermita de San Isidro Labrador, de Los Poyos de Celda y las ruinas de su castillo. La zona, como ya se ha visto, ofrece inmensas posibilidades para hacer rutas y excursiones cortas y pasar un día en contacto con el medio campestre, armonizando la pasión por la historia y el amor por la naturaleza. Así que, pensando en finalizar ya, esta secuencia de excursiones, nos acercamos, una vez más por la zona, para darnos un garbeo, y comprobar lo que podían dar de sí, estos tranquilos andurriales de la Capellanía.
Antes de llegar al lugar, nos paramos un momento y las primeras fotografías, aprovechando el astro rey recién nacido, se las echamos a la torre del cortijo de La Ventica, que nos pilla de paso.
Y después a la inconfundible y picuda silueta del cerro de El Carro
En verdad que fue una excursión muy agradable. Dejando la carretera de Los Royos (C-18), cogemos a nuestra derecha el camino de la Ventica y una vez llegamos a un cruce de caminos, en las primeras casas de la Capellanía, estacionamos el coche debajo de un almendro. Nos ponemos a caminar, buscando por donde atacar la Loma Macea, porque me da a mí que recorriendo este cerro, se puede ir teniendo una panorámica perfecta del valle de La Capellanía.
Entre tanto, nos vamos recreando con los diferentes tonos y matices que a las retinas se nos ofrecen.
De vez en cuando, en el lugar más inopinado, se encuentra uno con singularidades que llaman poderosamente nuestra atención. Arte graffitero, a modo de camuflaje, también en el monte, en esta ocasión aplicado al mundo de la caza.
Panorámica del valle de la Capellanía. Cerro del castillo, casas, la mayoría en estado calamitoso, su fértil huerta, paraje El Reclamo, los cortijos de la Loma de arriba y de abajo, campos de cereal, en fin, todos estos emplazamientos los veremos con mayor detalle a medida que vayamos ascendiendo por la Loma Macea.
El cóctel de variopintos tonos que se conjugan en estas tierras me fascina. No me canso de dejarlos impresos en las retinas y memoria de mi cámara.
Casas de Las Lomas
El Carro
Cortijo Torre Girón, plano medio a la derecha de la imágen
A este derruido cortijo y majada no he logrado hallarle su topónimo. Ubicado en lo más alto de la loma, en un lugar estratégico.
Sierra de la zarza, valle de la Capellanía, loma Macea
Cortijo de la Loma de Arriba
Un "aeroplano" sobrevolando La Loma
Al fondo Mojantes
Panorámica general del valle de La Capellanía
Ruinas del castillo de los Poyos de Celda
Casas de la Capellanía. La mayoría en avanzado estado de descomposición.
Salvo algunas cuyos moradores, según aparente impresión, todavía las mantienen en perfecto estado de revista y habitabilidad
Sierra de Mojantes
Excelentes atalayas desde donde admirar el paisaje
FINAL PRIMERA PARTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario