viernes, 8 de noviembre de 2013

Miguel Angel García Gallego

Ayer jueves día 7 de noviembre, asístí a una conferencia que ofrecía en CAJAMURCIA de Cehegín, un tal Miguel Ángel García Gallego. Ahora debo reconocer, no sin cierto pudor, que hasta ayer, nunca había oído hablar de él, de modo que para mí era un completo desconocido. Y así hubiera seguido siendo de no ser porque el amigo conde me advirtió por la mañana que era un tipo al que valía la pena escuchar. No me dio más explicaciones. 
Tampoco yo las necesité ya que el tema propuesto, me resultaba a priori, bastante atractivo
Comenzó hablándonos de la gran diversidad biológica y paisajística de la región de Murcia, gracias a los importantes contrastes originados por el relieve, situacion geográfica y nuestro clima de tipo semiárido. Y para ilustrar tan amena introducción, nos puso este video, y otro más corto del "como se hizo", y un tercero en el que aborda de forma muy somera, su relación con la escalada, haciendo mención de un lugar al parecer, emblemático entre los escaladores de la región de Murcia, al que llaman "La Panocha".
Los entonces niños que aparecen en este didáctico a la par que interesantísimo documental, son sus hijos.


 
Después de la ponencia, aprovechando que el Quipar pasa por Cehegín y dado que el personaje que nos ocupa, parecía tener una buena amistad con César Vergara y también con el conde, decidimos tomarnos unas birras por un bar de las inmediaciones.
Por supuesto que el relato de algunas de sus aventuras, rebosantes de fascinadoras anécdotas fué el eje central por el que se desarrolló la tertulia. Nos tenía a todos embelesados, hechizados del mágico embrujo que irradiaba por doquier. No habían pasado todavía tres tragos de cerveza, y una patata con anchoa por mi gaznate, cuando comencé a calibrar y entender la verdadera dimensión del hombre que sentado a mi derecha, hablaba de sus aventuras como si tal cosa, sin darse importancia, con toda naturalidad.
Un hombre admirable, no solo por sus logros sino también por su humildad.
Porque, que este MURCIANO DE PRO haya paseado la bandera de su patria chica por los más excelsos escenarios del mundo, no tiene tanta importancia si tenemos en cuenta que esas gestas las puede conseguir cualquiera a poco que se lo proponga.
Que ha escalado las paredes más inexpugnables del planeta con medios más propios de la era del cromañón..., ¿y qué, no subo yo también el As de copas y el campanario sin despeinarme y las veces que sean menester...? Que ha filmado a un tiburón blanco o tigre, sin jaula, en medio del océano...¿y qué, acaso tropezarse en Burete con un jabalí o arrui, fiero y salvaje, de cuernos amenazantes, no resulta igualmente peligroso...? Lo que resulta fascinante es su modo de comunicar, su importante bagaje cultural, su capacidad pedagógica, la impresión que ofrece de ser un hombre corriente, accesible, que sabe transmitir y despertar en ti los resortes de la curiosidad.

He aquí un bonito reportaje que le hizo la siete hace un par de años.
 También sentí curiosidad por saber algo más de la famosa panocha en la cresta del gallo...como se puede ver, escalar, está casi al alcance de cualquiera...
 
 En nuestro tiempo y gracias a internet, si se sabe garbillar, separando la paja del grano, las posibilidades del saber son infinitas.
Me da la impresión, de que el alpinismo ha cambiado mucho respecto del que se practicaba hace veinte años. Ahora, ya no basta con solo alcanzar la cima sino que también hay que hacerlo en el menor tiempo posible.
Echarle un vistazo a este video porque lo que hace este tío es impresionante. El tal UELI STECK, arriesgó su vida por intentar salvar la de Iñaki Ochoa, escalando el Annapurna solo con sus crampones, piolets y sin cuerdas. 
Se la jugo a vida o muerte por ayudar a un compañero y amigo.
Por desgracia, no lo consiguio.
El alpinismo ha avanzado mucho en proporción directa al perfeccionamiento del material empleado. Ahora se pueden abordar dificultades orográficas y climáticas con muchas más garantías de éxito que las que existían antaño. Por ello, quizás, el factor humano en nuestros tiempos ya no es tan importante. Volviendo a la bonita velada que nos deparó "el murciano", también conocido entre sus camaradas como "el moro", deduje por sus palabras, que para él era muy importante escalar con amigos, en los cuales se pudiera confiar. Que si no era así, la cordada se podía convertir en un abismal pozo de incertidumbre, inhóspito y muy desagradable.
También nos habló de esos seudo alpinistas montañeros mediáticos, que todos tenemos en mente, que nos venden la moto a través de la tele, y cuyas pretendidas proezas están al alcance de cualquier aficionado que lleve cuatro días en esto, como bien saben los verdaderos escaladores. 
He leído varias entrevistas que le han hecho y no parece tener pelos en la lengua al tachar de fantasma al que con cadenas y sábana, sube una montaña que vende como si fuera el Everest. 
Supongo que dados sus logros, autoridad moral le sobra para desenmascarar al que solo vende humo.  
Al hilo de esto último, tropecé con un interesantísimo documental realizado por unos vascos, que tú, profano en la materia como yo, que has sido capaz de llegar hasta aquí, sería imperdonable que no le dedicaras un tiempo para verlo al completo. Está dividido en cuatro partes. 
Se cargan el mito del techo del mundo.
Actualmente, cualquier mentecato excéntrico, con disponibilidad de pasta, que pueda pagar los servicios particulares de un buen sherpa, y unas cuantas botellas de oxigeno, puede hacerse una foto en la cumbre. 
No te cuento más, para que se despierte tu curiosidad.
No seas tan gandul y dale al play...


A raíz de la conferencia que nos dio nuestro insigne paisano, muchas han sido las páginas y videos que sobre el vasto y apasionante mundo del alpinismo me he tirado pal coleto
 Mi visión sobre esta especialidad deportiva, englobada dentro del montañismo, que a su vez se subdivide en otras múltiples sub-disciplinas, es ahora más completa y objetiva.
Mi admiración y respeto por quienes las practican, ha subido muchos enteros. Ahora comienzo a entender porque tantos entusiastas de la aventura y conquistadores de nuevas metas, se han dejado la vida en pos de sus sueños. Supongo que el progreso y la constante evolución del hombre, han consistido precisamente en eso, en el sempiterno ansia de buscar nuevos objetivos de conquista. Traspasando muchas veces los límites de sus propias capacidades físicas, y sucumbiendo por ello en el intento.  
Subir el As de copas y la Peña Rubia ahora ya me deprime. Comienzo a mirar esas paredes, que con el sol de la mañana brillan en la distancia, con cierto anhelo y deseo. Ayer ascendí a la sierra del Quipar por un lugar nuevo e inexplorado, y solo conseguí acabar con las pantorrillas hechas un cristo y con el fuerte golpe de una piedra, sobre el astrágalo de uno de mis tobillos. 
Pero al final, logré mi cometido que no era otro que encontrar una nueva vía de subida al As de Copas.
En la Falcotrail de este año, hubiera sido estupendo, subirlo por aquí, luego por la solana y bajarlo por la senda de siempre.
Así no tendría que repetirse ningún tramo del recorrido.
Pero ya no queda tiempo. 
Tendrá que ser para el año que viene.

Miguel Angel García Gallego, alias el moro...aventurero infatigable, orador fecundo, campechano, entrañable, que siempre ha sabido componer, su particular sinfonía de LIBERTAD, como nadie.


Hasta la próxima amig@s


1 comentario:

  1. Hola Alfonso, estoy preparando un video promocinal de la carrera FalcoTrail y he visto que tienes bastantes fotos del recorrido, Te importa que coja alguna para el vídeo? Te mencionare al final de el mismo.
    Por cierto soy Fran, el chico que hizo el recorrido completo hace unas semanas con Angel Abril, que coincidimos en el Albergue a la hora de la comida.
    Un saludo

    ResponderEliminar