martes, 6 de diciembre de 2016

EL SANTUARIO DE LA FONT ROJA II (ALCOY)

Siguiendo el track, se recorre un corto tramo de la carretera que conduce al santuario, para desviarnos al poco hacia nuestra derecha y coger una senda muy bonita y bien cuidada que la va bordeando y atajando por entre el barranco del Infierno. El sendero peldañeado es visualmente un espectáculo pero exigente y duro de pelar. Ascender tantos escalones te machaca.
Desde algunas curvas despejadas de la carretera se pueden obtener aparentes vistas hacia Alcoy que siempre lucirán mejor y en perspectiva colocando a un/a compañer@ de ruta en primer plano.
El denso bosque de pinos y carrascas que conforman el paraje de la Font Roja es extenso. Estupendo lugar para pasar el día en familia, idóneo para visitarlo con niños, entretenidos con diversas actividades en saludable contacto con la naturaleza. Además de los motivos religiosos que en todo santuario suelen ser habituales, el entorno cuenta con mucho espacio de sombra amén de múltiples merenderos para practicar un picnic. En el momento de nuestra visita, reinaba gran algarabía en la zona pues no menos de cuatro autobuses de escolares permanecían estacionados en lugar habilitado para ello, lo que da idea de la cantidad de peregrinos ruidosos que pululaban por doquier.
Don Asensio, posando con la Merkel, en la puerta de la ermita
La Font Roja
El santuario no llamó especialmente mi atención por su arquitectura excesivamente modernista, por ello, no me movió ilustrarlo gráficamente como seguro merecía. Supuse que estaría restaurado y que muy poco se conservaría de su anterior vetusta construcción. He indagado en internet acerca de esta conjetura mía y estaba en lo cierto. Pongo aquí breve debate entre dos lugareños que como es costumbre arraigada en estos casos, terminan por cargar las tintas y responsabilizar al político de turno, esto es, al alcalde del municipio, que como harto frecuente resulta, a veces muestra excesivo apresuramiento en dejar su impronta, inaugurando edificio, con placa al canto que lo certifique, antes de que las próximas elecciones lo releven de su más o menos efímero cargo.
Descripción barranco del Infierno por parte de Gabriel Miró..."Furia de zarzales y encinas viejas, monstruosas, apretadas bajan hasta lo profundo como una condenación de almas del sueño de Dante"
Intercambio de opiniones, intuyo que cada cual arrimando el ascua a la sardina ideológica que profesa, que en blog de un homólogo internáuta, tiene lugar en el 2007, entre dos de sus seguidores; preámbulo de lo que años más tarde se conocería como el estallido de la burbuja inmobiliaria, es decir, irrupción en nuestras vidas de una crisis feroz de la que aún no nos hemos recuperado, en gran parte motivada por los desmanes perpetrados por especuladores de variopinto pelaje así como la degradación ergo corrupción de políticos que nunca supieron estar a la altura de aquellos ciudadanos, que noble, libre y democráticamente les habían votado.

-Yo soy de Alcoy. El edificio que comentas se construyó hace ya unos pocos años sustituyendo al verdadero santuario que había antes y que era, el consenso popular así lo confirma, bastante más bonito que ese cubo que han construido ahora. El alcalde de entonces se empeño en derruir aquel, en lugar de restaurarlo, para construir eso que hay, que no hace ninguna justicia a lo que era. Ha estado vacío desde entonces y sólo en los últimos dos años, creo, lo han rellenado con una exposición de la naturaleza y algunas oficinas de no se muy bien que. En definitiva para resumir, aquel alcalde quiso por encima de su cadáver hacer una obra faraónica ahí en medio para gloria suya y de su bolsillo (las comisiones nunca faltan) pero sin tener ninguna razón para ello por lo que no supo con que rellenarlo luego. Lo que comentas del aire puro y la ascensión a la cima por la carretera, bien asfaltada pero pequeña, es todo cierto. Allí arriba se está en la gloria. Desgraciadamente, el nuevo alcalde que hay ahora, también quiere dejar su impronta allí y se ha empeñado en construir un hotel de lujo allí mismo. Supongo que al final lo conseguirá (por una jugosa comisión nadie se rinde) y probablemente destruirá esa sensación de paz que tu has tenido para sustituirla por la típica de un centro comercial con vistas al parque.Y es que, en asuntos de construcción, de toda la vida que se les ha visto el plumero a los listos de siempre.Al final hasta que no quede nada de paz ni naturaleza allí donde todos la aclamaban y disfrutaban.
Saludos. 24 de julio de 2007 a las 22:35

-Me parece muy bien lo del antiguo alcalde: ya está bien de tanto restaurar, tenemos nosotros también que dejar algo perdurable, ¿no? Ese estilo cúbico minimalista herreriano es muy de nuestra época y seguro que dentro de 500 años lo admirarán. No me dirás que construir eso ahí colgando de la montaña no tiene su mérito. Y las piedras de las catedrales viejas eran también así de blancas, lo que pasa es que con el tiempo se oscurecen.

Lo que no veo tan bien es el hotel ese que han proyectado. Espero que se caguen con el pinchazo de la burbuja y se echen atrás.
24 de julio de 2007 a las 23:26.
  
 

Llegados a este punto debo decir que estos de Lorca me la "metieron doblada". Seguro estoy que Chiki ya tenía programada la subida al pico Menetjador (1354m) antes de salir siquiera de su casa. El muy bellaco esperó a que estuviera tranquilamente zampándome el bocata en la puerta de la ermita para darme la noticia. Porque la ruta era llegar hasta el santuario, comer y darse la vuelta para continuar desarrollando el círculo hasta cerrarlo de nuevo en Alcoy, que a esas alturas de partido, el palizón infligido en el cuerpo era ya más que suficiente, así que, cuando me comunicó la buena nueva, aunque me costó tragar el último bocado y seguro que en mi cara se trasluciría la típica cara de acelga del que sufre un revés, le dije que uno de Bullas no se arredra por tan poco, que si hace falta, subimos al Menejador ese, al Puig Campana, al Sursum Corda, al Castellar, al As de copas y hasta el pico Mojantes si hace falta. Que si bizarro es uno de Lorca, a los de Bullas no nos conocen precisamente por ser cagaestacas. 
 Pero el empinadísimo ascenso y descenso por la Senda que llaman de las Carboneras durante algo más de un kilómetro, valió la pena, ya que atravesaba un denso bosque de encinas tan espeso como sobrecogedor.
A medida que se iba ganando altura, las vistas sobre el horizonte competían en belleza
Y claro, es llegar al vértice geodésico y comienza el espectáculo
Me resulta sorprendente la transformación que se origina en la actitud de Asensio en cuanto se encarama al tubo de hormigón. Cualquiera puede pensar que se pasa la ruta cantando, bailando, contando chistes y en permanente compostura circense, pero nada más alejado de la realidad. Resulta curioso, pero tiende a la reflexión, a la meditación, al aislamiento...se queda rezagado y con su andar tranquilo pero al mismo tiempo poderoso, parece que levita en completo recogimiento interior. Asensio es de genio manso, suave e inclinado a la quietud y la paz, un caso muy digno de estudio en las diferentes esferas conductuales entre las que se mueve y maneja
Y no solo tiene lugar esa insólita metamorfosis en él sino que su transitorio delírium debe ser altamente contagioso pues con Pedro, que durante la subida, había estado yo minutos antes, manteniendo una interesante a la par que sesuda conversación, hablando de ufología, elevándonos ambos a disquisiciones metafísicas sobre lo divino y lo eterno, pensando y hablando del cielo, de Dios y del origen y fin de las cosas creadas, con notable acierto, ponderación y ortodoxia y en un arrebato, al parecer irrefrenable, va el tío y se sube al vértice, junto con la Merkel y Asensio, y es que se le va la olla al docto científico oye, vamos, que si lo ve de esa guisa su compañera de piso es que le pide el divorcio ipso facto. Nosotros que fuimos testigos de tan inusitada como repentina transformación podemos decir que en verdad parecía un vestiglo.
Ah, acabáramos...para esto quería subir al Menejador el tío Chiki, para hacer publicidad de su club Sigismondi.
 ¡Que guapo y atracativo es el menda! No diré su edad, no sea que zahiera su coqueta y masculina facha, pero este lorquino está claro que tiene concertado un pacto con el diablo de naturaleza conservación duradera.
Durante el transcurso de la ruta hemos podido observar las huellas de las actividades que el ser humano desarrolló aprovechando los recursos naturales: molinos, carboneras, hornos de cal, masías y cavas o pozos de nieve.
De vuelta otra vez en la casona
En el paraje de los Canalones, habíamos interrumpido una senda para desviarnos y enfilar hacia el santuario. Volveríamos hacia esta confluencia para retomar el recorrido que llevábamos marcado en el track. Pero visto lo visto, no lo aconsejamos. Hubiese sido más entretenido volver sobre nuestros pasos por el valle de Polop, retroceder por el rincón de San Buenaventura y Els Canalons. El tramo que recorrimos nosotros para completar el círculo, salvo concedernos el placer fugaz de cruzar el puente de las siete lunas, no tenía más aliciente que el de atizarse un inmisericorde alpargatazo por un entorno tan mustio como desencantador. 
La Vía verde de Alcoy transcurre por el antiguo trazado del ferrocarril Alcoy-La Canal (Alicante). En su fácil recorrido (12 km) y de gran belleza, se atraviesan 11 túneles y 3 viaductos. El recorrido podría ser mucho más extenso, pero la carretera de circunvalación a Cocentaina y otras actuaciones interrumpen el antiguo trazado original. A las horas que nosotros ya retornábamos hacia el coche, la vía verde era muy frecuentada por las gentes de Alcoy, tal y como se puede atisbar en esta imágen.
A la hora de dar por concluida esta alicantina entrada, ha caído lo que no está escrito, quiero decir, que hacía mucho tiempo que no llovía con tan prolongada intensidad como la de estos últimos días. Si bien reza el dicho que nunca llueve a gusto de todos, y digo esto porque en algunas regiones de España, como la andaluza o la valenciana, las torrenciales lluvias, han causados verdaderos estragos en las infraestructuras, en las casas, las cosechas, los vehículos (pérdidas cifradas en más de cien millones de euros) que en el colmo de desgracias, hasta ha habido que lamentar la muerte de dos personas, en nuestra región sin embargo, no ha llovido con tanta saña y estas han llegado como un verdadero bálsamo que aliviará en gran medida la prolongada sequía que ya desolaba y arruinaba nuestros campos. Pero tan profusas precipitaciones, sí que afectaron negativamente a la Falco. Las condiciones climatológicas de aquel día fueron tan adversas, que afligieron en forma despiadada e inmisericorde tanto a deportistas como organizadores y colaboradores de tan prestigiosa prueba deportiva. Pero bien se conoce que con los veleidosos antojos de la madre naturaleza no hay tu tía, hace lo que le viene en gana, cuando y como a ella le parece sin pedir consentimiento de nadie. Pero yo me pregunto, por qué nadie de la organización contrató para esa jornada clave los servicios de la avioneta. Unas cuantas batidas por el Quipar y Burete, y luce cielo raso y soleado para la Falco como en el de una isla tropical. ¿Dónde está escrito que deba limitarse su benévolo uso, solo para preservar extensas plantaciones de ajos, lechugas y brócoli? Para el año que viene en que tengo pensado participar, ya procuraré contactar con los despejadores de nubes para que lluvias inoportunas no me jodan la marrana, después de toda una serie de arduos y sacrificados días de entreno como tengo pensado infligirme. Volviendo al tema que nos ocupa, esta ruta que acabamos de describir en imágenes, debe volver a brillar de aquí a unos días con sus mejores galas. Muy distinta a como nosotros la encontramos, casi zafia, deslucida, mal vestida. Pero la que tiene, retiene y así se nos ha mostrado en esta ocasión Alcoy y sus alrededores, muy digna pese a la desolación árida que la arrugaba y empequeñecía. Y segundos antes de darle a publicar, comienza a sonar "Perdóname" de Camilo Sesto, ahora mucho mejor entonada que al principio de esta entrada... 
Perdóname
Si pido mas de lo que puedo dar
Si grito cuando yo debo callar
Si huyo cuando tú me necesitas mas
Perdóname
Cuando te digo que no te quiero ya
Son palabras que nunca sentí
Que hoy se vuelven contra mi, laralí, laralá...

¡HASTA LA PRÓXIMA AMIG@S!

No hay comentarios:

Publicar un comentario