jueves, 10 de marzo de 2016

ADENOW 2016 V Y ÚLTIMA

Estamos llegando al final. Ha sido para mí muy interesante conocer el barranco de las Polladas, en su función de atajo corredor, que previo a un camino, conecta la carretera RM702 con El Calar de la Santa. Si nuestro destino final hubiese sido El Sabinar, nos hubiera costado llegar más tiempo y kilómetros.
Los kilómetros finales de este tramo ya me resultan familiares por haber hecho recientemente una ruta por la sierra de Villa Fuerte que tenemos enfrente.
Parajes muy agrestes, de andar incómodo
En el tramo final hasta el Calar de la Santa, tenemos que salvar unos últimos kilómetros de alpargatazo asfáltico inmisericorde que aniquila nuestras rodillas, plantas, tobillos y últimas fuerzas
Nieve y frío nos dan la bienvenida en tan ilustre y santa meta
Mi compañero de fatigas pedestres posando en el cartel de "Objetivo cumplido"
Mis amigas de Lorca, sobresalientes montañeras con las que ya he coincidido en otra Adenow, disfrutándola desde el principio hasta el final, transmitiendo alegría, simpatía y excelente compañerismo.
Rodeado de amistad, cuya noble actividad senderista fortalece y estimula mucho más
Diferentes momentos durante la abundante, cordial, suculenta y por demás, reparadora cena con la que tuvo a bien obsequiarnos Adenow. Estupendo broche de oro a tan exquisita organización
Algunos retazos del recorrido, amenizados con buena música
             
Y esto es lo que la Adenow 2016, en cuanto a imágenes se refiere, me ha dado de sí, que como bien dice la frase hecha, no están todas las que son pero sí son todas las que están. Cuanto menos, para hacernos una sucinta idea de lo que fue la travesía de esta última edición, que después de quince años de historia ininterrumpida, así le hayan caído granizos, rayos, truenos y centellas, sigue impertérrita su decidido caminar, habiéndose convertido ya, en toda una clásica veterana, creo como digo que nos puede valer. Por lo menos habrá quedado constancia visual de algunos de los tramos de su primigenio CUARENTÓN RECORRIDO y de unos cuantos de sus protagonistas que la hicieron posible. 
Prueba esta de andar por el monte, muy recomendable, de carácter no competitivo y naturaleza singular, que con el transcurrir de los años, permanece firme e incólume en su esencia, frente a otras que como vienen se van. Mi enhorabuena por tanto a sus organizadores.

Y la vida sigue y nuestro caminar continúa, porque muchas otras sierras, muchos otros montes nos quedan por patear. Pero por la cuenta que me trae, sin dejarme olvidada a la Viky que desde la Adenow 2016, ha estado una temporada sin hablarme. Para qué le dije que más de un montañer@ me había preguntado por ella...casi le da un patatús, torció el morro, y se puso a ladrar de manera insufrible. Salía a darme una vuelta por Burete, y le preguntaba si deseaba su ilustrísima acompañarme y me decía que me fuera con el Culivaba el guitarrero, que con ella, ni bailándole el porompompero, ¡así estaba la rencorosa de ofuscada! Le aducía razones de edad, más que caninas, de índole humanitarias y se rebotaba de tal modo que parecía estar presa de la rabia. En fin, me dije a mí mismo ¡mujeresss!, no hay dios quien las entienda...por eso no tuve más remedio, que llevármela de excursión a la sierra de Maimón, y rodeados de tan bellos y despejados paisajes, conseguimos por fin, reconciliarnos, limando nuestras asperezas. Pero esa es otra historia, otro episodio que contaremos en nuestra siguiente aventura.

¡HASTA LA PRÓXIMA AMIG@S!

1 comentario:

  1. Alfonso desde Lorca muchos Saludos. Tu blog está genial y bien estructurado. Denota muchas horas de dedicación. Las fotos y demás montaje simplemente: SOBERBIO.
    Saludos Ana y Mayte.

    ResponderEliminar