jueves, 22 de mayo de 2014

POR LA HOYA DE SAN ROQUE (BLANCA) I

Esta mañana nos hemos levantado mi Viky y yo con ganas de andar pero también con idea de que una presencia de agua nos refrescara la mirada y el ánimo durante el paseo.
Llevamos varias semanas alicaídos, caminando por Burete, contemplando el sombrío y polvoriento escenario de un monte deshidratado, mustio, extenuado, amarillo, que se muere de sed.
Agua,Viky, necesito ver agua. Agua dulce si puede ser.
 Que te parece si recordamos aquella rutica bonica por la ribera del segura, próxima a la presa del Cenajo, y de paso comprobamos como ésta, se va recobrando de los estragos del último incendio...? 
Esa la podíamos dejar para más adelante. Tú no me hablaste de que tenías pendiente hacer un recorrido por el pueblo de Blanca, en el que nos encontraríamos, no solo el agua del río Segura sino también el del embalse del Azud de Ojós...?
Oye, pues ahora que lo dices, no me parece mala idea.
Voy a echarle un vistazo al Wiki,  a ver que encuentro.
Hemos elegido una de 18 km por un mal llamado "sendero" de la Hoya de San Roque, porque no es tal. El noventa y cinco por ciento de la ruta transcurre por pistas y caminos, incluso mucho más polvorientos y áridos que la misma Burete.
Pero el pueblo nos ha gustado. Parece ubicado en un enclave realmente privilegiado. La proximidad del Río Segura y lo benigno del clima hacen pensar en que este ha debido ser un lugar ideal para asentamientos humanos desde los tiempos más remotos.
Hemos iniciado la ruta desde la plaza del ayuntamiento de Blanca, y al poco de comenzar a andar siguiendo el track, y los carteles y señales del PR-MU24, nos hemos tropezado con unas callejuelas angostas y muy coquetas, medievales, que nos han dirigido hacia la iglesia de San Juan Evangelista, y desde esta, en subida, a unas calles todavía más estrechas, cuyas anejas casas, parecen esculpidas, labradas en la misma "Peña Negra", roca de orígen volcánico sobre la que se asienta la ciudad. Conforme vamos ganando altura respecto del pueblo, y atravesamos "Los corrales", las vistas obtenidas son cada vez más bonitas.
De Wikipedia extraemos que los restos de su castillo, datan de los siglos XI-XII. Esta fortaleza era conocida entonces con el nombre de "Negra" debido, al parecer, al color del monte donde está el edificio fortificado y el núcleo de población. Dicha fortificación fue mandada construir por el primer Rey de Murcia, Muhammad ibn Mardanis, conocido como el "Rey Lobo", entre los años 1155 y 1171, coincidiendo con las dos grandes incursiones de los almohades, y también con la época de mayor esplendor del Reino.
Dicha construcción pretendía la finalidad de dominar la Vega Alta y el Valle de Ricote para incrementar la seguridad de este.
Esta es la Virgen Blanca...
Las vistas hacia el Azud de Ojós nos seducen...
Nos estamos recreando más de lo debido con la cámara.
El tiempo pasa y el inclemente sol comienza a dejarse notar. 
Observo el track y compruebo que en el mapa, se aleja de la mancha azul, cada vez más. Una tediosa, albugínea y parece que polvorienta pista cuestarriba nos espera. Apenas llevamos unos cientos de metros andados, pero las agujas del reloj ya van enfilando vertiginosas la posición de las diez y media.
FIN DE LA PRIMERA PARTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario