miércoles, 1 de agosto de 2012

DESDE EL CENAJO POR EL RÍO SEGURA (DESPUÉS DEL INCENDIO) III

Después de haber vagado por la calcinada pesadumbre del infierno, tocaba volver hacia las agraciadas tierras que se habían salvado del incendio. Y la Viky no ganaba para sustos. 
Otro "insignificante" escollo que no fue capaz de superar.
Existe un paso hacia el otro lado del río, que hoy está muy deteriorado y abandonado a su suerte. 
Antaño, tres cimbreantes tubos metálicos, a través de los cuales se habían ensamblado unos palets, hacían las veces de un improvisado  puente que resultaba muy práctico.
Pero hoy tienes que tener dotes de equilibrista y un puntillo de intrepidez a lo Indiana Jones si quieres cruzarlo. 
Máxime si andas solo y con tu perrita en brazos.
Mejor no pensar si a mitad del recorrido, resbalas, te entra cangui y...¡ahhhhhhhhhh, río abajooooooooooooo!
  Ella, miraba por donde tenía que pasar, me miraba a mí, miraba al río y con su patita delantera me decía ¡tururúuuuuuuu!
 Me tocaba recrearme en mi suerte y volver a por ella.
Y ciertamente, daba un poco de "yuyu" reiniciar la travesía haciendo equilibrios entre los tubos...
 Pero felízmente, no hubo que lamentar ningún contratiempo.
Aprovechamos una agradable sombra en mitad del río para tomar un tentempié...
 Al otro lado había una acequia (en donde refresqué mis pies) que regaba un extensísimo y verdísimo campo de arroz.
  Un campesino, con mono azul y sombrero de paja me observaba...
  El hombre, acercado gracias al zoom de la cámara.
Parecía como castigado, con los brazos en cruz...mejor no imaginarse como tenían que estar de doloridos sus hombros...¡anda que si la penitencia de este hombre tenía que prolongarse hasta que apareciera el primer grano de arroz...!
¡Menudo suplicio! 
 Con tanto calor, no comprendo como podía ir de manga larga...
Está claro que la gente del campo está hecha de otra pasta...
¡Y me quejaba yo de que comenzaran a dolerme los pies...!
  Terrible contraste entre la exuberancia de esta parte del río y la zona carbonizada que ya hemos descrito apenas unos metros más abajo...
  De nuevo en la presa, pero desde el otro lado...
 
 Este sí que tiene que ser un buen chorro para darse una refrescante ducha que relaje todo el cuerpo...

Y hasta aquí llegó mi paseo de aquel día por entre la presa del Cenajo y el río Segura, incluido el tramo andado que había sido preso de las llamas; pero al poco tiempo volví.
El pantano del Cenajo despertó mi curiosidad y decidí conocer un poquito más de su historia y de su actual entorno.
En la web de la confederación hidrográfica del segura, y en el apartado "atención al ciudadano" tienen una muy interesante reseña histórica al respecto de su construcción, antes, durante y después.

"Los ilustres Ingenieros de Caminos D. Ramón García Hernández y D. Luis Gaztelu Maritorena, desarrollaron un vasto plan de obras de defensa contra las inundaciones titulado “Proyecto de Obras de Defensa contra las Inundaciones en el Valle del Segura”, firmado en el año 1.886, a raíz de las reiteradas riadas, especialmente la espantosa y nefasta avenida del 1 5 de octubre de 1.879, conocida por el nombre de Santa Teresa, cuya noticia transcendió incluso las fronteras españolas, y que dio paso a la celebración en Murcia del “Congreso contra las Inundaciones de la Región de Levante” en marzo de 1.885, en el que salieron los estudios de los citados ingenieros..."

Y este documento fotográfico editado en PDF nos da idea de la infraestructura humana, técnica y material que tuvo que darse para la realización de tan faraónico proyecto.
Bien se ve que fué menester fundar una ciudad, con sus casas, barracones, iglesia, escuela, cine, etc, para albergar durante años a todas las personas y sus familias que, de un modo u otro, intervinieron en la construcción del pantano.

Internet es maravillosa y aquí, en este enlace podemos encontrar unas fotos en blanco y negro de increíble calidad fotográfica. 
Un tal Antonio Callejas nos hace un regalo impagable...
Fantásticas imágenes, momentos excepcionales de las gentes que formaron parte de la colosal empresa y que nos hacen retrotraernos a tiempos y escenas, del pasado que vivieron nuestros padres.  
Clicar en las cinco páginas del hilo y leer lo que comentan algunos de los intervinientes en ese foro. Todo muy interesante. 
Incluidos los enlaces con que se enriquece la tertulia.
Maravilloso y memorable artículo sobre José Torán, ingeniero de caminos.
 Impresionante aspecto de la presa durante su construcción...
Así que, como el pantano del Cenajo tiene historia, tiene solera y la sigue conservando aún en nuestros días, creo que se merece otra excursión con la cámara en ristre a ver que es capaz de brindarnos...si te apetece eventual lector, descubrir algunos de sus indudables encantos, no tienes más que pasar a la siguiente entrada...
Hasta pronto amig@s.
 

1 comentario:

  1. Un saludo. Me alegro mucho de que las fotografías de la construcción de la presa del Cenajo hayan sido del agrado de los visitantes a tu blog. Para mí es un lugar de culto, al que acudo frecuentemente cuando preciso tranquilidad. Lástima de incendio criminal que ha arruinado los escasos parajes naturales de mi municipio, Hellín.
    Si os apetecen muchas más fotografías, aquñi teneis mi página en PANORAMIO, o bien también a traves de Google Earth.
    http://www.panoramio.com/user/6576673
    Un saludo
    Antonio Callejas Gallar

    ResponderEliminar