domingo, 19 de abril de 2015

POR EL CAÑÓN DE ALMADENES Y LA SIERRA DE LA PALERA I

Cuando hace unos días, recorría por el camino viejo del pantano, la vertiente sur de la sierra del Molino, mirando con ansia hacia su cima, aún no podía imaginar lo que mi curiosidad y culo inquieto podían darme de sí. De las tres exploraciones que aquella primera originó, esta que nos ocupa ahora se lleva la palma.  Estamos sin duda ante una de las rutas más bonitas e interesantes que se pueden hacer en nuestra región. Si no fuera porque la sierra de la Palera también sufrió los zarpazos del incendio de hace unos años y que por ello, una vez  arriba, no se puede decir que nos reciba con sus mejores galas, si no fuera por esa razón, me atrevería a decir que es la ruta senderista más espectacular de toda Murcia. Lo reune todo...belleza paisajística, exigencia en el esfuerzo, y cierta capacidad para en momentos puntuales, producirnos un poquito de canguelo y con ello, disparar nuestros niveles de adrenalina porque nos encontraremos con tramos en los que un mal paso, un resbalón, un tropiezo nos pueden hacer caer al vacío y en consecuencia, pasarnos la terrible factura de fenecer en el intento. Las emociones fuertes están garantizadas porque la ruta está sugerida una vez más por nuestro amigo Alsamuz y no se puede hacer una descripción mejor y más acertada de lo que este recorrido nos propone.
Así que, andaba advertido de que me encontraría con algunos pasos peliagudos que ya ponderaríamos sobre el terreno, si era conveniente arriesgar.
Como la parte de la ruta que más me interesaba era la que comenzaba a partir de la presa de la Mulata, apenas me entretuve en la clásica del primer tramo que, río arriba, discurre por el espectacular cañón de Almadenes.
Como se suele decir en estos casos, las imágenes hablan por sí solas
Las conocidas escaleras por las que bajaban o subían los estraperlistas y luego más tarde, recolectores de esparto y senderistas...
Y estas las célebres traviesas que hay que sortear jugando a los equilibristas...
Para mi perrita, salvar este paso ya es cosa de coser y cantar
No mires abajo Viky que da repelús...
Precioso y bucólico rincón
Ya estamos sobre la presa que en esta ocasión me la encontré con solo una compuerta abierta...
Ahora comienza un tramo del recorrido bellísimo pero en el que hay que extremar las precauciones pues la senda tiene a nuestra derecha una caída al vacío de muchos metros. 
Hay que ir concentrado en cada paso que se da...y enfocar con la cámara sin perder de vista por donde se pisa.
El río Segura engalana cuanto paraje acarician sus tranquilas aguas
El Molino, La Albarda, el río Segura, Calasparra, Almadenes...¡Murcia, qué bonita eres...!
Cada paso es una foto, qué frenesí, qué orgía de emociones multicolor
En el centro, la Casa de la Maestra.
Los niños de las casas del otro lado del río lo cruzaban a través de un cable elevado, del que todavía queda algún vestigio...
Cuidao con tropezar con el tronco, que vamos pabajo...paso corto, vista larga.
Bonito recodo del río
Maravilla de paisaje
Armonioso maridaje visual entre la sierra del Molino y el río Segura, para el disfrute y éxtasis pupilar
FIN PRIMERA PARTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario