lunes, 26 de enero de 2015

MIRADOR DEL ASERRADERO V

A pesar de que ya no disponemos de tiempo material para completar la ruta y por ello nos vemos obligados a renunciar a coronar la Guillimona, la apacible y esplendorosa belleza de lo hasta ahora recorrido, colma sobradamente todas nuestras expectativas.
 Formamos un grupo muy hetereógeneo en el que están representados los pueblos de Bullas, Moratalla, Cieza, Calasparra y Molina de Segura...en definitiva, gentes de Murcia, y es tanta la armonía, amistad y buen rollo que impera en el grupo, que te hace pensar en que lo importante no son los pueblos sino las personas.
Aunque en honor a la verdad, hemos de decir, que los de Moratalla, esto es, los mangas cortas, constituyen por sí mismos una raza especial, que los hace estar un peldaño por encima del resto de mortales que en cuanto hace un poco de rasca nos resfriamos. 
  El lugar nos viene pintiparado para zamparnos el bocata.
Pero antes lo bendecimos e inmortalizamos con un ratico de jugueteo fotográfico. Compañerismo y alegría se dan la mano y brotan por doquier. De pronto, nos retrotraemos a nuestra más tierna infancia, y aunque a algunos nos cuesta un poquito retroceder tanta distancia, disfrutamos como auténticos críos.
 Aquí ya se puede apreciar por el gesto a David, con premeditación y alevosía, presto a abalanzarse sobre nosotros...
 Siento como una avalancha que cayendo sobre mí, me clava su rodilla en el espinazo pero aguanto bien el envite aunque al pobre Carlos le toca sufrir la peor parte porque semejante mole lo aplasta y le hace tragar nieve, sapos y culebras y a punto están de rompérsele las gafas. Felízmente nos reímos porque no ha pasado nada.
 En esta otra secuencia, Carlos comienza a desaparecer del plano.
 Y tanto es así, que en las siguientes está ya más cerca de la vidriera que del mirador del aserradero...jajaja
 Aquí el que de verdad porfía por no perder el espacio, evitando desaparecer del plano es Jose...menuda estirada, ni Casillas tiene que ver...
Pero no se vayan todavía que aún hay más...

FIN DE LA QUINTA PARTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario