miércoles, 2 de noviembre de 2011

TRAZANDO RUTA SIERRA DE MARÍA

Hola amigos, esta mañana (02-11.11) he quedado bien temprano con el Conde para trazar la ruta que hará el grupo de FALCO el domingo por la sierra de María. 
El día ha amanecido gris, bastante plomizo, con un vientecillo fresquito pero que no se hacía excesivamente molesto. No conocía la sierra de María, ni siquiera de paso, así que, me ha sorprendido encontrarme con lo que se puede considerar media o alta montaña.
De hecho, lo más alto que he subido ha sido a la Sagra y esta me la ha recordado bastante, pues comparten altitudes máximas muy similares y desde luego, entornos casi idénticos, y supongo que la flora y la fauna que la habita, debe ser también comun a ambas, aunque la sierra de María es más espectacular, y desde luego, mucho más accesible, pues la subida por la Umbría de la Virgen hasta el collado Portalchico, es cómoda y placentera, a través de primero un camino y después una senda que va subiendo en zig zag y que, a poco que estés un poquito hecho a andar, la subes sin demasiados problemas.
De hecho, no te enteras de la subida pues vas extasiado, deleitándote con las vistas panorámicas que son realmente soberbias y magníficas; imperdonable por tanto, no echarse una cámara de fotos para presumir de que hemos subido por encima de los dos mil.
Alcanzando la cima aún antes de llegar al punto geódésico, (2045m) se pueden ver impresionantes vistas de Revolcadores, sierra de las cabras, una Sagra que se ve diminuta comparada con esta, Guillimona, Mojantes, sierra Espuña y como no, sierra Nevada, ya digo, unas panorámicas en verdad fascinantes.
Recomiendo calzado de suela compacta y resistente pues un vez arriba, el terreno es muy pedregoso, muchas rocas de aristas afiladas, por tanto, cuidado con los esguinces, sin perder de vista donde vamos apoyando los pies. El bastón en este terreno no es imprescindible pues, aunque nos puede evitar in extremis, el desenlace fatal de un desequilibrio, también lo puede provocar al incrustársenos entre alguna grieta de las rocas que vamos pisando.
Un gorro o bufanda, que nos proteja el cuello y las orejas no nos vendrá mal, pues arriba, el viento que sopla viene fresquete y puede hacerse bastante molesto; si llevas unos guantes, mejor que mejor, pues ha llegado un momento en el punto geodésico que comenzaba a sentir que las manos se me quedaban turulatas . Yo hoy, estas prendas las he echado de menos y en la mochila la verdad es que pesan poco, y además, ¡es que estamos en noviembre y a dos kilómetros de altura, osea que a más de un@ cuando llegue arriba le zumbarán los oidos...!
Esta es la referida Umbría de la virgen, un lugar muy apacible que da la sensación de transmitir mucha paz. Aquí dejaremos los coches y cogeremos el camino que nos conduce a la sierra.
Impresionante mole...
Aunque el paisaje al otro lado tampoco desmerece...
Pues vamos "parriba" a ver que nos encontramos...
¡Mirad al conde lo que tiene enfrente...!,desde arriba, la vista es impresionante...
Al fondo, La Sagra...
Algo más cerca...
En el punto geodésico...
Hacía fresquito aquí arriba...no quiero ni imaginarme lo que tiene que ser en pleno invierno con todo nevado...¡habrá que comprobarlo!
Cambiando el balance de blancos...
 
El pueblo de María...
Regresando a la umbría...
...del campanario.
Bueno, pues nada, supongo que más o menos habrá quedado una idea del aspecto de la sierra de María...pues a disfrutarlaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario