domingo, 30 de octubre de 2011

ESTRECHO DE LA ENCARNACIÓN

Una bonita e interesante jornada de senderismo vivimos ayer domingo, (30-10-11), recorriendo los yacimientos arqueológicos, la ermita, las cuevas, el río Quipar y por demás, un entorno natural y unas vistas del ESTRECHO DE LA ENCARNACIÓN, que realmente merecieron la pena.
He aquí el reportaje en imágenes de esta excursión...
El conde, explicando la historia de nuestros antepasados...
Hacia la ermita de La Encarnación
De todo el mundo es conocido que, abrazar un árbol o los restos de una torre romana, te habrán de transmitir su fuerza y resistencia de siglos...
Dentro de la ermita...
Subiendo a las cuevas...
Ascendiendo por un tramo complicado...
Bonitas  vistas...a las que no les hace justicia la reliquia de mi cámara...
 Aquí, medio escalando...yo no pensaba en la subida, sino en la bajada...
Una vez, todos dentro, la imaginación viaja hacia nuestros ancestros, aquellos homínidos que moraron estas cuevas... 
 Pero del mismo modo que todo lo que entra...sale, después de una bonita subida, viene una peliaguda bajada, jejeje...
Mi amiga Tere, adheriéndose al terreno como una lapa...ni spiderwoman tiene que ver...hela aquí desafiando la ley de la gravedad...y sin bastón.
La Viky se lo pasó de miedo, revolcándose en el polvo del camino...
Un amigo sonriente, tranquilo y relajado, disfrutando del espectáculo...
Bonitas panorámicas las que se nos ofrecían a nuestras intrépidas almas aventureras...
Buena e infalible técnica en el descenso, cuatro apoyos mejor que dos...
Los demás, expectantes, esperando a los compañeros de travesía...
Enfilando hacia la cueva negra, ergo el bocata...
En la cueva...
ñam, ñam,ñam
Casi toda la peña posando para la "afoto" del grupo...
En esta solo falta el amigo que echa la foto...y mi Viky, andeandaría...?
Y después del almuerzo, el río Quipar...
Una cámara camuflada, complementada con un sensor de movimiento para capturar imágenes de nutrias en su hábitat natural...
Bajando hacia el río...
El conde, tan intrépido e insensato como siempre, amigo como nadie de las emociones fuertes, nos preparó una bribonada, que consistía en cruzar el río solamente para ver si algun@ se mojaba el trasero...porque tan pronto como lo cruzamos lo tuvimos que descruzar, pero ni con esas porque no he visto grupo más habilidoso, capacitado y diestro para sortear los obstáculos que se le ofrecieron en el camino que este...y mira que yo también estaba al acecho, como un vil depredador para captar el momento de tan jocoso desenlace, pero mi gozo en un pozo...mi expectante cámara se quedó con dos palmos de narices...
Estos hermanos, recreándose en la suerte...
 Todos sanos y salvos...de momento
Hale, vuelta al ruedo...este falcooooooooo...!
Llegando al final de la ruta...
Un entorno bonito de verdad
Y luego La cerveza de la Encarnación nos esperaba para celebrar tan interesante y divertida excursión; aunque nos pegaron tal sablazo, que en verdad nos dejaron cacareando y sin plumas...jajaja
Hasta la próxima amigosssssssssssssssss

No hay comentarios:

Publicar un comentario