martes, 4 de junio de 2013

SENDERO CERRO DEL BUITRE I (SIERRA DE CASTRIL)

Fue durante la ruta de la Umbría del bosque cuando mencionaron los bulleros que había que dejar acordado el día y la hora de la ruta de Castril. ¡Coño!, pensé, esa ruta me gustaría hacerla a mí. Así que, presté atención y estuve atento a los pormenores del convenio que no fue otro que disponer para el día 2 de junio, la fecha de tan sugerente y apetitoso acontecimiento. Me apunté sin dudarlo. ¿Qué otra cosa puede uno hacer cuando le ponen un caramelo en la boca...?, pues chuparlo y relamerse de gusto. Así que, cuando me vine a dar cuenta,  conducía por la A-326, preso de la excitación, acompañado de Juani y Cati, rumbo a la sierra de Castril. ¡Joder, joder, cuanto me pude divertir...! ¡Qué paisajes, dios mío! ¡Que verdes más esplendorosos! ¡Qué rutaca más guapa...!¡Qué buenos estaban los quintos!¡Qué requetebueno y sabrosón estaba el condumio! ¡Qué jornada más maravillosa y completa! De esas que al final, una vez ha transcurrido todo, te queda el regusto, la sensación de haberte quedado, profundamente saciado. ¡En todos los sentidos! Y por supuesto, quedan las fotos, un porrón de momentos atrapados con la cámara, que nos habrán de servir para rememorar los bonitos instantes vividos, en la siempre grata compañía de la gente acogedora y simpática de mi pueblo.
Si quieres vivir o revivir la aventura, sin sudar una chispa, ponte cómod@ que nuestra ruta por el sendero del Cerro del Buitre...comienza... 

Hemos pasado Castril y el embalse del Portillo y dejando la carretera nos adentramos por una pista a la derecha.Tras algunos kilómetros, en que esta comienza a empinarse y resquebrajarse, deciden los jefes con buen criterio, dejar los coches en lugar seguro, a salvo de terreno susceptible de provocar percances.  

Paqui, sonriente, preparada para un día colmado de expectativas...
El resto del grupo, preparando cada cual sus apechusques...
La pista discurre más o menos en paralelo al barranco de los Quemados...
Muy pronto comienza a empinarse la cosa y la sensación de calor se torna axfisiante. El paisaje me distrae...
Los cuestarrones nos dejan sin aliento...
Nuestro amigo Miguel, animado y contento...


La pista se nos hace más larga de la cuenta. Aquí podemos ver a Pepe Llorente, en su simpatía desbordante, tirando de este grupo sonriente...
Curiosas formas, originadas por los siglos de erosión incesante...
Una vez alcanzamos la visual al collado del Laude, por fin la ruta abandona la pista y nos encontramos con este panel informativo...

 Hacemos un breve descansillo de unos minutos, mientras el grupo intercambia impresiones. La verdadera ruta, comienza ahora...






A punto de reanudar la marcha, buen momento para dar por finalizada esta primera parte y comenzar con la segunda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario