viernes, 5 de abril de 2013

LA RUTA "TRESPERROS" (por Burete) II

Descubrí el barranco un domingo por la mañana, en sentido descendente y me sorprendlo divertido y atractivo que podía resultar incorporarlo a "mi ruta". Son algo menos de tres kilómetros técnicos en los que no podemos desviar la concentración ni un instante pues iremos haciendo equilibrios de piedra en piedra, so pena de torcernos un tobillo o pegarnos la hostión. A medida que vayamos conociendo el barranco y los pasos más apropiados y sólidos para ir apoyando los pies, la velocidad de marcha se irá incrementando y con ello el disfrute. Constituye sin duda un espacio ideal para entrenar la técnica de andar o trotar por entre piedras, reforzando nuestros tobillos, y con ello, prevenir los esguinces, ejercitando sobremanera nuestro sentido del equilibrio. Con casi veinte kilómetros en las piernas, superar este tramo puede hacerse algo pesado porque el barranco parece no tener fin, pero antes de que nos demos cuenta, llegaremos al grueso tronco de un enorme pino derribado que lo atraviesa, que indica el desenlace de la parte más escabrosa. En su transcurso, se nos ofrecerán diversas atalayas donde subir, desde las que divisaremos preciosas panorámicas de la sierra de Burete y alrededores.
Ya en terreno más concurrido, podremos embobarnos y extasiarnos en la contemplación de subyugantes imágenes que nos harán experimentar espasmos de puro gozo sin límite

Graciosas formas henchidas de armonía y musicalidad sublimes que se confunden en perfecta hermandad espiritual con el paisaje...
 Ondulantes pétalos de capullos en flor que mecidos por el viento, cimbrean tiernos y delicados...
Viky parece emocionarse y sobrecogerse ante tanta belleza y equilibrio como sugiere la mierda biodegradable de Burete...
Yo mismo quedo deslumbrado y fascinado por el afán que el hombre tiene de levantar ídolos en cualquier parte, que simbolicen la ancestral divinidad y respeto que desde tiempos remotos, le inspira la madre naturaleza...
 Patidifuso y turulato quedo al entender que nunca antes me tropecé con mejor representación que esta; he aquí erigido el auténtico monumento que mejor evoca, la inmundicia y guarrería que contempla el alma y conducta de algunos hombres...

 Hasta la misma Viky parece comprender que "algo huele mal"en la espesura; que estos extraños artilugios sembrados en Burete, armonizan en este hábitat, tanto como un boquerón en el monte...
 He aquí el gran hallazgo de este humilde arqueólogo al descubrir que antiguas civilizaciones asentadas en Burete, adoraron y veneraron al dios Retrete...
   Pero volvamos a nuestra ruta que por fortuna, apenas encontraremos en ella, signos de degradación humana tan escandalosa como la exhibida.
 El recorrido es circular, y cuando el trazado comienza a "dar la vuelta", nos encontraremos durante algunos kilómetros con otras panorámicas, igualmente espléndidas como las disfrutadas por la Lavia. Será el As de copas el que monopolice y acapare la atención; el que se convierta en dueño y señor del paisaje.
 Las vistas sobre Cehegín son soberbias...

¡Oh!, pero ¿qué es esa punta blanca que aparece en lontananza...?
¿Será la Sagra...?
 En la ruta tenemos un punto geodésico que hay que coronar...
Es el pico de Burete, a 1020 metros.

Con un poco de suerte, podremos ver durante la ruta a alguna que otra manada de arruis, que se espantarán ante nuestra presencia, aunque no demasiado...


La sierra de Burete está surcada por abandonadas canteras de mármol y otras que aún permanecen activas, que le confieren un aspecto muy característico de "monte exprimido"
Estamos llegando al final, y mis piernas ya comienzan a acusar el rigor de los kilómetros dejados atrás. Aún nos quedan por recorrer un par de bonitas y serpenteantes sendas pero el final está a la vuelta del arroyo.
Nubes amenazadoras se ciernen sobre nosotros...apresuramos el paso pues no deseamos acabar como sopas por un chaparrón in extremis...
Hombres sedientos, perros sedientos...el lugar más apacible, sereno y refrescante de toda la ruta aún nos aguarda y apenas lo tenemos a unos metros. Sospecho que mis amigos no conocen tan bucólico rincón y comienzo a disfrutar al imaginarme sus caras de sorpresa. Lujazo donde los haya poder hacer tu rutica de senderismo por este inmenso jardín, para luego rematar la faena con un buen chapuzón que te refresque el culete, en el arroyo de Burete.


EPÍLOGO

Hemos llegado al final de la ruta y apenas cien metros nos han faltado para completar los treinta kilómetros de caminata. Puede considerarse un recorrido interesante y bello porque desde el punto de vista paisajístico, las panorámicas que nos ofrecerán La Lavia y el As de Copas, no defraudarán y colmarán sobradamente nuestras expectativas. Y ahora, en primavera, es el momento ideal para disfrutar de esas reconfortantes vistas, porque las incesantes lluvias de las últimas semanas y aún las del pasado invierno, lo colorean todo de un intenso verde que deslumbra. Por demás, recorreremos caminos y sendas en el corazón de Burete, rebosantes de encanto que nos proporcionarán armonía y sosiego en el espíritu. En esta agradable ruta no tendremos que afrontar exigentes subidas, al modo del As de Copas, que en pocos metros nos trinchan el resuello. Abordaremos pendientes suaves y progresivas, en constante sube y baja que precisarán, eso sí, de nuestra permanente atención para no dar un traspiés. En este recorrido resulta obligatorio el uso de calzado apropiado de trekking pues tanto el barranco del canalón como la variación algo más al sur del barranco en el puntal de la Viga, precisarán de calzado de fuerte suela para sortearlos. Así mismo, que a nadie se le ocurra afrontar la ruta en pantalones cortos o finas mallas de licra pues las pasará canutas. Se requiere pantalones o prenda similar que nos brinde protección en las canillas, por cuanto el matorral a media altura será en algunos tramos nuestro incómodo compañero de travesía. Y ya para terminar, agradezco desde estas líneas, a mis amigos del comando Falcotrail, que tuvieran a bien acompañarme y disfrutar conmigo, de esta nueva andadura senderista por la comarca de Burete, una sierra especial, que siempre da lo que promete.




PERFIL


HASTA LA PRÓXIMA AMIGOS

3 comentarios:

  1. muy bueno amigo, donde esta este precioso lugar arroyo de burete? como puedo ir desde Murcia

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo, debo de decirte que la sierra del fondo no es La Lavia, es la zona del pico del Buitre y la sierra del Gavilan, al noroeste de Burete.... La Lavia queda justo al lado contrario, al sureste de Burete...Gracias y disculpa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique, gracias por visitar Mi Viky y Yo. Respecto de la puntualización que me haces, aún no consigo ver en qué punto o comentario de la imágen he incurrido en el error de que me adviertes. No obstante, reitero mi agradecimiento por tu visita. Un saludo amigo

      Eliminar