martes, 4 de noviembre de 2014

RECORRIDO DEFINITIVO FALCOTRAIL 2014

Y si no es el definitivo, se le va a parecer mucho a este.

Al final, por mor de diseñar un recorrido que fuera realmente espectacular, se nos fué la olla. Una vez teníamos introducidos todos los tramos en el GPS y nos pusimos a empalmarlos, nos llevamos el soponcio de que nos salían 51kms.
La frustración era grande porque por mas vueltas que dábamos al recorrido, entendíamos que no había forma física de eliminar esos ocho kilómetros de exceso sin con ello dejar fuera, tramos que nos hubiera gustado incluir en la prueba, verbigracia, el paso por los barrancos que en este mismo blog, intenté describir, con peor o mejor fortuna, hace unos días.
Así que, finalmente, el organizador ha tenido que tomar la dolorosa decisión de recortar aquí y allí hasta configurar un recorrido que se ajustara a la normativa que le impone ITRA (ASOCIACIÓN INTERNACIONAL TRAIL RUNNING), por estar la FALCO este año incluida, dentro del circuito internacional en la modalidad de Ultra Trail de media distancia. Esto permitirá a deportistas de gran prestigio, que se darán cita en FALCOTRAIL 2014, puntuar dentro del ranking mundial de esta especialidad.

Ello quiere decir que si alguna posibilidad tienen los participantes más modestos de acabar la FALCO, es este año o nunca, porque el año que viene, es bastante más que probable, que la distancia aumente a los 50; número que me parece mucho más bonito que los 42 y pico que ahora debe de tener por las razones ya mencionadas.

Para que vaya viendo la peña, lo bonito que es el perfil, aquí os dejo en primicia dos versiones...
La verdad es que quedan bonicas las gráficas del recorrido.
Parecen los afilados dientes de un tiburón blanco o los astifinos cuernos de un miura.
Los mismos que a más de un@ zampará o empitonará por vaya usted a saber donde...¿por el As de Copas, el Campanario, el Embudo, la morra Cenón...?, no se, no se, me parece que el tío del mazo este año se va a poner las botas, no va a dar a basto el muy cabroncete.
Ummmm, 42,7 km más o menos, con un desnivel acumulado de subidas con la misma cifra de bajadas en torno a los 2978m...al menos eso dice el BaseCamp, joder, joder, la cosa pinta bien. 
Bien jodía quiero decir...jejeje.
Bueno, si os sirve de consuelo, en el wikiloc salen 2730 de desnivel acumulado...algo es algo. Es que ni dios se pone de acuerdo en esto de las cifras que arrojan los aparatos.
Cada programa, cada gepese da una cantidad.
Cada sistema emplea su margen de error y es todo aproximado.
Pero vamos, que el algodón de la gráfica no engaña...esas puntas afiladas...esos sube y baja continuos...como dice un buen amigo mío de Barranda: el mejor y más preciso gepese que tengo, son mis piernas...si acaban pal arrastre, es que el desnivel es de aupa.
Pues sí, esta gráfica mete miedo. Si yo tuviera que hacer el recorrido, estaría cagaíto y me temblarían ya hasta las uñas.
Y porque no se han podido incluir los barrancos, que si no...
Dar las gracias al ITRA ese porque la Falco de este año estará al alcance de casi cualquiera.

Bueno, vamos a describir a grosso modo, con la inestimable ayuda de Google, el recorrido de la prueba.
Este año se sale desde el Parque. Se sube por la Gran Vía y por la calle Braille y del Obispo Caparrós a la plaza España (junto estación autobúses) y desde aquí a la vía verde.
Salvo cambios de última hora, la plaza España marcará la confluencia en que coincidirán la ida y vuelta de la prueba.
En la imágen solo se ve un trazo porque, la vuelta está copiada sobre la ida. Lo más lógico es que a la entrada triunfal en las calles del pueblo, se tome la glorieta por la derecha. Elemental, querido Watson.


Una vez en la vía verde, y tras de unos cientos de metros, giraremos a la izquierda para cruzar la autovía, mucho antes de llegar al túnel.
 Un despiste lo tiene cualquiera...
La Vía Verde ofrece un magnífico campo de entrenamiento para muchos deportistas...
Este año la Falco sube por aquí...
Y por ello, atacamos las primeras rampas de la Peña Rubia, mucho antes que en otras ediciones.


El pueblo de Cehegín es bonito desde cualquier punto de vista.
Verdadero espectáculo y goce para los sentidos.
Much@s se quedarán sorprendidos al contemplar por vez primera, la belleza estética que atesora este pueblo del noroeste murciano.

Pero no nos vayamos por los cerros de la Peña Rubia...sigamos ascendiendo mientras a nuestra derecha vamos viendo los llanos de La Escarigüela...pero eso los corredores, porque los senderistas que habrán salido unas horas antes, todos estos parajes los atravesarán mucho antes del amanecer...



Este año, bajando el As de Copas, hay una ligera variación que ya comentaremos más adelante.
Una vez subimos este y lo bajamos buscando el ascenso y descenso de La Morra, nos encontraremos en los merenderos de la Hoyaleja. Desde aquí se coge una senda hacia el collado de los Marianos y tras superar este, se cruza un camino, hacia el collado de las Fuentes...este tramo es nuevo, y seguro estoy que una vez bien pulido, será del gusto de los participantes de la Falco 2014.
Fusionar las sierras Quipar y Burete, como si se tratara de una sola, no tiene precio y es una prolongación que facilitará ese toque de calidad que siempre buscamos en nuestros entrenamientos.
Vamos ya buscando cruzar la carretera de la Paca, que como ya se comentó, este año se hará por debajo a través de un pequeño túnel.

La siguiente subida es la de Burete, así que...progresamos hasta superar esta cota y enlazar con el Canalón, que por cuestiones de kilometraje, se hará por donde el año pasado, no pudiéndose abordar el tramo nuevo que se tenía proyectado. Una lástima porque este tramo hubiera dado, largo y tendido que hablar, por hallarse en una estratégica situación de carrera y por ello, demandar una gran exigencia técnica para superarlo. Hubiera dejado a muchos lo suficientemente sazonados para dar por terminada la Falcotrail, sobre todo, ante la vista de buen vinico y sartén de migas, en el Pico del Águila. En fin, una pena para algunos, una gran suerte para la mayoría.
En el avituallamiento del Pico del Águila, estarán los populares Andapijo con sus famosas migas y su caldo especial Falcopijo, con denominación de orígen, y cuya fórmula magistral guarda secreta y celosamente su padre inventor un tal Patxi. Este año harán rancho para un verdadero regimiento de infantería y está claro que, logística de alto nivel tendrán que desplegar si pretenden conseguir, que nadie de los interesados en sus catas, se queden sin probar tan ricas delicatessen.

En este punto, los veteranos de la Falco recordarán que el recorrido proseguía a través de un excesivamente prolongado tramo de pista, que empalmaba con caminos y sendas hasta desembocar en una horrorosa rampa de hormigón, que en medio de aquel paraje, desentonaba tanto como un boquerón en medio del monte.
Para esta Falco, su organizador ha cumplido la promesa que en su momento hiciera de eliminar ese disonante tramo para proponer otro infinitamente más interesante, en armonía con el resto del recorrido.
Este año, sí pasaremos por el paraje Pico del Águila, a través de una preciosa senda en vertiginoso descenso que nos conducirá a las proximidades de la siguiente gran tachuela a superar que no es otra que la del Campanario.
En mi modesta opinión, la verdadera carrera comienza aquí.
La otra gran novedad de la que ya hablamos es la correspondiente al tramo comprendido entre el paso por el Estrecho de la Encarnación, la senda de la umbría de Alarcón y el sugestivo Embudo de los Hiscos, que tal vez no sea tan fiero como lo pintan. En cualquier caso, a esas alturas de carrera, representará a buen seguro, una dificultad a superar, de consecuencias imprevisibles para los deportistas.
Entre otras razones porque aunque se logre coronarlo con alguna suficiencia, todavía queda bajar collado Alto, atravesar la morra Cenón, subir y bajar el As de copas, y salvar la loma de la Morena que a más de uno, esa insignificante chincheta en el camino se le antojará el Everest.
Bajando el As de Copas, comenzaremos a saborear las mieles del éxito. Sentiremos que los más difícil ya lo hemos dejado atrás y solo con aguantar los últimos kilómetros, llegaremos por fin a meta.
Cuando lleguemos a ese descansillo, terreno relativamente llano, que existe antes de atacar la bajada final del As de Copas, tendremos que torcer a la derecha, porque el organizador propone una variación con el fín de no hacer tan monótono e interminable su descenso.
Caso de no haber tenido que reducir los kilómetros, se tenía concebido echar la prueba por las ruinas del Castillo de Alquipir.
Y entrar a Cehegín por una senda realmente espectacular, que discurre por la falda de la Peña Rubia y que pese a nuestra extenuación suprema, nos hubiera dejado del pueblo, imágenes grabadas en la retina tan bonitas como estas...


En su defecto, los falcotraileros, se irán acercando a Begastri por donde el año pasado, esto es, por la senda que discurre por detrás del cementerio. Cruzarán la autovía por encima del puente y una vez interceptan la vía verde, tendrán que girar a su izquierda para reencontrarse con la plaza España, por la que habían pasado unas horas antes, al salir del pueblo. Los supervivientes de la IV legión FALCO, entrarán por fín en Cehegín, y experimentarán algo parecido a lo que debieron sentir las huestes de Trajano, cuando tras su victoria y aniquilamiento del ejército dacio de Decébalo, entraron en Roma.
Esta es la silueta del recorrido completo
Y esta la gráfica con la nomenclatura de los picachos que hay que superar...
 Y este es el track que respecto del definitivo, no creo que sufra demasiadas modificaciones. Para configurar el recorrido de la Falco, algunos tramos están editados a lápiz y otros, aprovechando el recorrido del año pasado, por tanto, hasta que algún-a campeón-a no se la eche a las costillas y la mida con su gps, las cifras resultantes pueden variar algunos metros, espero que no muchos.

(ELIMINADO EL TRACK POR QUEDAR OBSOLETO)

¡HASTA LA PRÓXIMA AMIG@S!





No hay comentarios:

Publicar un comentario