miércoles, 15 de octubre de 2014

TEJIENDO LA FALCOTRAIL 2014

El organizador de la FALCOTRAIL 2014, un tal Miguel Ángel, alias el Conde, está empeñado en conseguir, que solo lleguen a meta un 30% de los inscritos en la prueba.
El insensato pretende diseñar un recorrido infernal, diabólico, que solo sea apto para titanes, para auténticos cíclopes o colosos de la montaña que piensan y sienten que cuanto más duro, mejor.
Un día me pregunta:
¿Tú crees que entre Burete y el Quipar, tendremos suficiente molla de terreno para trazar un recorrido que a muchos de los participantes, en el altar de su amor propio, se les clave como un puñal, por no haber sido capaces de acabarlo?
Yo creo que sí, le contesté sin vacilar.
Pues entonces, hemos de ponernos, manos a la obra...

Estos días estamos perfilando el recorrido que tiene pretensiones de ser cuasi DEFINITIVO, de la FALCOTRAIL de este año y de los venideros.
Estamos disfrutando porque creemos que el diseño del nuevo recorrido, se erigirá en el perfecto desafío que la mayoría de los falcotraileros esperan.
Cien por cien montañero.
Aún es pronto para hablar de desniveles acumulados, de kilómetros etc., pero las cifras 3000 y 42 las tenemos grabadas a fuego como base de nuestro decidido objetivo esencial.
Ahora ya no vale que alguien se sorprenda por la dureza y máxima exigencia de un recorrido implacable y sanguinario.
El que viene a hacer la FALCOTRAIL sabe que tarde o temprano terminará por ingresar en el averno, independientemente de la a priori, buena preparación que le acompañe.
Como hoy le decía a un buen amigo deportista que piensa echársela al coleto, el que venga a Cehegín a participar en la Falcotrail, viene a conocer su particular “edén infernal”.
Aquí, entre estas sierras conocerá a dios y también a satanás.
Un vía crucis, caminando o corriendo en dirección al calvario que, caso de conseguir atravesar la meta, lo aupará directamente a la gloria, a la tierra de los elegidos.
Como aullaban las legiones romanas en los instantes previos a entrar en combate contra los dacios o germanos...
¡MUERTE O VICTORIA!
Y no hay más cáscaras, es lo que hay.


El año pasado, en este mismo blog decíamos en una de las entradas:

Ya falta muy poquito para el gran día. Todo está casi preparado.
Lo más importante, el recorrido, por fin finiquitado. Al menos, el de este año porque para el que viene, se tiene pensado eliminar gran parte de la carrera que discurre por pista. El trazado cambiará, sí o sí. Esos dos kilómetros y medio más o menos, que existen entre el avituallamiento del pico del Águila y la cuesta del Reventón, pasarán a ser descatalogados del recorrido final de la FALCOTRAIL 2014. El tramo que discurre por la Umbría del Campanario, antes de atacar la subida final al As de Copas, también correrá igual suerte. Las alternativas ya están contempladas, solo falta perfilar el trazado.

El trazado en estos puntos que se mencionan está, más que perfilado, concretado. Y doy fe que amén de embellecer sobremanera el recorrido, lo hará sin duda mucho más despiadado.

En las próximas semanas, merced a la estrecha relación de amistad y por ende, colaboración, que mantengo con el organizador de la prueba, iré haciendo partícipe, a aquell@s que se asomen por aquí, de las novedades, progresos, incidencias, fotos, reflexiones, anécdotas, tramos de la ruta, detalles y demás pormenores y peripecias, que tengan que ver con el desarrollo del diseño de la FALCOTRAIL 2014.

Para este año, esos kilómetros de pista que existían entre el pico del Águila y la carretera de la Paca, en gran parte se eliminan. 
Hemos abordado y conseguido una alternativa que seguramente contará con el beneplácito, de gran parte del respetable.
Y de momento no largo más.
Ya iremos publicando los track de los sucesivos nuevos tramos, aunque adelanto que el paso por El Campanario, queda restringido hasta el día de la prueba, por haber llegado a un acuerdo con el dueño de la finca, que a ambas partes interesa.
Dejo unas imágenes para ir entrando en materia...

Bienvenidos al infierno...

¡HASTA LA PRÓXIMA AMIG@S!

No hay comentarios:

Publicar un comentario